Todo puede ser arrebatado al ser humano

¿Qué necesitas? Cuentos para pensar

Publicado el Publicada en Blog, Cuentos, Experiencias y anécdotas

¿Qué necesitas? Cuentos para pensar

En estas fechas “especialmente” les propongo a mis alumnos una reflexión y lo hago con éste cuento para pensar.

Se trata de que hagas aquello que realmente necesitas y no lo que la dinámica de la publicidad te indica, así que con total libertad también lo comparto con los lectores de esta web.

¿Qué necesitas?

Un maestro se desplazó, junto a un grupo de monjes, a una gran ciudad para participar en unas jornadas sobre la meditación y el desapego de lo material.
Habló sobre lo fácil que es vivir con poco, sin lujos, sin las necesidades impuestas por el consumismo desmedido. Contó que él apenas tenía muebles o ropas y era muy feliz.

Tras acabar las jornadas, el maestro y sus alumnos se fueron al aeropuerto para coger el avión de regreso. Como tenían dos horas libres decidieron entrar en un centro comercial, pues la mayoría de ellos nunca había estado en ninguno.
Pasearon por los pasillos observando todos los productos que les rodeaban, y cuando ya había transcurrido más de una hora decidieron que era momento de irse, pero no encontraban al maestro por ningún lado.

Finalmente lo descubrieron yendo por los pasillos, tocando la mayoría de objetos, examinándolos, interesándose por ellos… incluso llegó a preguntar a algún vendedor por el precio o utilidad de los mismos.
Asombrados por aquel comportamiento, ninguno se atrevió a decir nada y, lentamente, se dirigieron a la salida para esperarlo allí.

Cuando ya apenas faltaban unos minutos para embarcar observaron que el maestro salía tranquilamente del centro comercial y se dirigía hacia ellos.
-Bien, hermanos, se ha hecho un poco tarde, creo que ya es hora de marchar hacia casa -les dijo.

Todos se quedaron en silencio. En realidad ninguno de los alumnos se atrevía a decir nada, pero no entendían que justamente él hubiera caído en la redes del consumismo.
Finalmente, uno de ellos, el más joven, se atrevió a hablar.

-Maestro, ¿puedo hacerle una pregunta?
-Claro, adelante.

-Como es que usted, que cultiva la austeridad, ha estado tanto tiempo observando todo lo que había allí dentro.

-Es que me he quedado maravillado de todas las cosas que existen y no necesito.

Para la reflexión. Si te ha gustado compártelo.

practicando la relajación al aire libre

Asanas o relajación

Publicado el 2 comentariosPublicada en Asanas o posturas, Beneficios del Yoga, Experiencias y anécdotas, Relajación

Asanas o relajación

El martes pasado di la clase de comienzo de temporada y ha sido como siempre un grato reencuentro con los alumnos que ya venían la temporada pasada y el encuentro con otros que empezaban por primera vez.

Las ideas preconcebidas que algunos que no han practicado yoga tienen, es que se hace poco o nada, o que una clase de yoga consiste en permanecer sentados meditando.

Durante la clase hicimos pocas cosas, porque los alumnos que no tienen la costumbre de practicar ningún ejercicio, cuando hacen unas pocas asanas ya están cansados, y aquellos que ya habían practicado también lo estaban porque durante el verano habían descansado de la práctica.

Además también se enfrentan a un lenguaje nuevo, el de la profesora, y a otro lenguaje que también es nuevo para la mayoría que es el de las sensaciones de su cuerpo.

Escuchar el lenguaje de las sensaciones corporales es como cuando viajas y llegas a un lugar en el que no habías estado nunca antes y además hablan en un idioma que tu desconoces.

Todo es nuevo, diferente y además aún en la mayoría de los casos no sabes muy bien a que prestarle atención,  es demasiada información nueva en poco tiempo, por lo que hay que darle tiempo a nuestra mente para que aprenda este nuevo lenguaje y sus significados.

relajación - savasana

Pero sí es curioso y  frecuente, que para muchos no solo es nuevo la práctica de asanas, sino que es la primera vez que asisten a la práctica de una relajación guiada.

Y en el mejor de los casos,  en el que los alumnos consiguen relajarse, o al menos tener una sensación de descanso muy agradable, al finalizar la clase suelen decir:

"Me quedaría aquí en el suelo a dormir"

 "Lo mejor de la clase fue la relajación"

o "Con la relajación ya me conformaba"

Entonces una alumna me preguntó,

¿Por qué no dedicamos más tiempo de relajación en lugar de las asanas?

Y como digo esta observación es bastante  frecuente así que les explico lo siguiente:

 Cuando el cuerpo está tenso, no basta con una sesión de relajación, porque sería mucho más difícil que pudieras conseguir el efecto agradable de descanso si  todos tus músculos están fríos y contraídos.

Para que la primera relajación pueda tener algún resultado, es mucho más efectivo que antes movilices las articulaciones, y la musculatura en general, porque de este modo cuando notes que ha habido un trabajo muscular tanto tu cuerpo como tu menta estará más abierta y predispuesta al descanso y así la relajación será mucho más efectiva.

 

Es lo más agradable que puede sucederle a una profesora de yoga, que después de finalizar la clase los alumnos se sientan a gusto y relajados.

Si quieres recibir las novedades en tu mail suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Virabhadrasana 3

Yoga y meditación en la naturaleza

Publicado el Publicada en Asanas o posturas, Blog, Experiencias y anécdotas

Yoga y meditación en la naturaleza

El verano es uno de esos momentos en los que más en contacto estamos con la naturaleza y esta circunstancia de por sí ya nos permite estar más relajados.

Aunque ésta es una sensación que casi todos tenemos en esta época del año, es bueno que aproveches estos espacios naturales para conectar con tu silencio interior y recargarte de energía.

Las asanas de yoga practicadas en la naturaleza para mi son un motivo de alegría añadida.

Es cuando siento una mayor sensación de fluidez, bienestar y armonía con el entorno.

Así que como el yoga forma parte de mi vida cotidiana no podía ser que no lo practicara en aquellos lugares de la naturaleza que me inspiran.

Hoy hablé de ésta oportunidad de practicar yoga y meditación en una entrevista de EsRadio que comparto para que la escuchéis si os apetece.

Comparto con vosotros algunas de las asanas en lugares que a mi me transmitieron más energía en cada momento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ser quien soy es el mayor acto de libertad

12 años de yoga con la misma ilusión

Publicado el Publicada en Beneficios del Yoga, Blog, Experiencias y anécdotas

Hace ahora 12 años recibí con las manos abiertas el título de Instructora de Yoga, ya llovió y como las redes sociales se encargan de recordarte cualquier fecha me he dado cuenta de cuánto tiempo ha pasado y he pensado en hacer un breve resumen y reflexión sobre el tiempo y mi vocación con el yoga.

Este es un diálogo interno que llevo al papel solo para que quede constancia por si en algún momento me olvido de porqué hago lo que hago.

De niña durante algunos años había practicado gimnasia artística, voleibol, baloncesto y cualquier actividad física que se me proponía, era una niña de poca envergadura física pero con un carácter inquieto e imparable. Pero todo ello cambió cuando llegó la adolescencia, porque no tenía la oportunidad de seguir practicando ningún deporte debido a las circunstancias de cambio de residencia y condiciones del devenir de la vida.

Cuando llegué a la práctica de yoga estaba tan alejada de mi cuerpo y de mi mente que todo estaba contracturado y fuera de lugar.

practicando yoga en el año 90
¡Danurasana hace años ya de esta foto!

Pero al poco tiempo de práctica, mi cuerpo tuvo la sensación de estar en casa nuevamente, recordaba el movimiento corporal, el trabajo y la flexibilidad y todas las sensaciones asociadas a ello.

A los 2 años de mantener una práctica regular quise ir a más,  los avances y la transformación que notaba en mi misma podrían ayudar también a otras personas a recuperar su lugar y su conección con el cuerpo y la mente y entonces decidí estudiar para hacerme profesora y poder transmitir mi pasión a los demás.

Como digo hace ya 12 años de aquella decisión y ahora visto desde la perspectiva que da el tiempo a todas las cosas siento una gran satisfacción por el camino recorrido.

Un camino de aprendizaje constante, de curiosidad, de sinsabores también por qué no decirlo, de amigos y otros que no merecen mención.

El crecimiento interior que la práctica de yoga durante todo este tiempo me ha permitido, me hace sentirme en el lugar adecuado y en el momento adecuado de mi vida a cada momento, y ésto no significa que el aprendizaje llegara a su fin, muy por el contrario cuando más practico y enseño más descubro, más aprendo y más necesidad de aprender sigue naciendo a cada momento.

El yoga es tan amplio y tan rico que seguro no tendré tiempo de aprender todo lo que me gustaría y me sigue fascinando.

Ahora siento una enorme sensación de gratitud por todo el camino recorrido, y por la conexión interna con el devenir y el fluir a cada momento de la práctica de yoga. Ahora todo está en armonía.

Así que me viene a la mente una recomendación si es que estos años de experiencia me lo permiten a aquellos que inician sus carrera.

“Ama lo que haces y sobre todo ama  y respeta a aquellos a los cuales enseñas, porque ellos serán tus mejores maestros si eres capaz de tener la suficiente humildad para seguir aprendiendo en cada clase, con cada pregunta que te hacen y en cada día. Diviértete, disfruta y sigue aprendiendo”

 

“Gracias a todos los alumn@s que he tenido y que tengo porque aunque ellos aprendan cada día conmigo, yo aprendo cada día con ellos”

 

“Gracias a todos los maestr@s que me han traído hasta aquí”, espero seguir contando con ellos y que ellos sigan contando conmigo al menos otros 12 años más.

 

Mujer de 56 años practicando yoga - Parivrtta Janusirsasana

La edad no te impide practicar yoga

Publicado el Publicada en Asanas o posturas, Blog, Experiencias y anécdotas, Yoga

Es frecuente que muchas personas crean que por su edad no pueden practicar yoga, así que me he decidido a publicar algunas fotografías de personas de edad practicando yoga, algunas de ellas con asanas avanzadas para que veáis y comprendáis que no es cuestión de edad, sino de estado físico y mental.

Otro mito importante que circula por falta de conocimiento, es que para practicar yoga hay que ser flexibles, y como muchos mitos es FALSO.

Seguramente muchas de las asanas que veréis no las pueden realizar personas jóvenes y tampoco se debe a su edad sino a factores como: poco tiempo de práctica, falta de frecuencia o simplemente porque su fisonomía o morfología corporal no se lo permite.

Pero la edad no es un impedimento para la práctica de yoga.

El impedimento es la no práctica.

Solo a modo de recordatorio la palabra “Yoga” proviene del sáncrito “Yug” que se traduce como “yugo” pero el  significado que se le ha dado por consenso en nuestro idioma es  “Unión:  unión cuerpo y mente”, por lo tanto cada practicante independientemente de su edad debe practicar acorde a sus posibilidades no forzando su cuerpo sino respetándolo.

 

Pero sé que vale más 1 imagen que 1000 palabras así que aquí os dejo algunos practicantes con su edad para que lo disfrutéis y si pensabais que la edad es el impedimento seguro que a partir de ahora se os romperá ese tópico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las asanas que puedes ver están realizadas por personas mayores todas ellas de 50 años, pero lo importante de esta práctica es que lo hacen respetando sus posibilidades y desde luego como podrás apreciar en algunas de ellas son personas con mucho tiempo de práctica.

No es necesario para obtener los beneficios del yoga realizar asanas avanzadas que estéticamente son realmente sorprendente, no.

Los beneficios del yoga se obtienen con una práctica adecuada a la persona y a su momento físico y emocional. El cuerpo es nuestro gran maestro y guía, solo debemos aprender a escucharlo.

Yo tengo alumnas de 30 años y tengo algunas de 80 años que llevan más de 20 años practicando y en todo momento tanto unas como otras pueden hacer una práctica beneficiosa, solo es cuestión de tiempo y actitud.

Dicho ésto, si quieres empezar a practicar yoga te invito a visitarnos con la mente abierta y la sana intención de disfrutar de la clase.

Puedes ver los horarios de clase aquí.

te busque por todas partes, en todas la religiones y al final te encontré dentro de mi- Rumi

¿Qué buscas?

Publicado el 2 comentariosPublicada en Beneficios del Yoga, Experiencias y anécdotas, Meditación, Meditación - Mindfulness

Hoy buscando en mis notas me he encontrado con este artículo que escribí hace 7 años y que ahora releyendo cobra aún más sentido si cabe por la tan manida búsqueda de la felicidad que muchas personas hacen  en el exterior, en la obtención de bienes o de reconocimientos que nunca llenan el vacío interior.

 

Así que me gustaría compartirlo con todos los que leéis este blog

Esta noche tuve un sueño y cuando me desperté pensé si realmente había sido un sueño o la visión de una charla con mi subconsciente sobre la búsqueda interior, pero en cualquier caso fue inspirador.

 

Este diálogo fue con un interlocutor desconocido, no tenía rostro ni sexo, pero estaba muy conectado a mi ya que la conversación fluía como si fuésemos viejos conocidos y contertulios, que entendía perfectamente la temática y también el sentido de mis palabras, ese sentido que trasciende al texto y se encuentra en el interior de la idea expresada.

En esta conversación estábamos ambos exponiendo lo que pensamos sobre la búsqueda interior o espiritual que todo ser humano tiene aunque no sea consciente de ella.

Yo le comentaba que muchas personas que conozco llevan una búsqueda espiritual, pero otras sólo buscan algo sin saber muy bien que, pero sienten que debe haber algo que les trasciende o es superior a ellos mismos.

Cuando yo empecé a practicar yoga, no sentía que buscaba nada, es más mi intención era bastante pragmática, y solo buscaba bienestar físico y solución a mis dolores de cuello.

Pero ahora al cabo de los años llegué a descubrir con claridad que lo que busco está dentro de mi misma, y que además este descubrimiento tuvo lugar a partir de la práctica de Yoga y de las sensaciones de mi cuerpo.

Ahora mi mente es mucho más perceptiva de todo lo que me sucede ya no solo a nivel físico sino también a nivel emocional, porque como dijo alguna vez Punset

“Al principio y al final siempre está la emoción”.

Yo le explicaba a mi contertulio que a través de las sensaciones de mi cuerpo podía descubrir mis emociones subconscientes, ya que toda emoción tiene su efecto en nuestro organismo.

Y también le comentaba que no buscaba nada fuera de mi misma, sino que ahora mi búsqueda era interior porque siento que de él proviene toda la sabiduría, mi mente y mi ser están llenos de una sabiduría que constantemente se expresa pero que aún no sé interpretar al completo.

Este nuevo aprendizaje me produce una gran serenidad, ya que no depende de nadie ajeno a mí, y solo es una cuestión de tiempo y atención plena para conseguir llegar a ese completo conocimiento.

Cuando me desperté me sentía muy aliviada, serena, y segura, es como si ese diálogo me hubiese descubierto que ya no busco nada, por lo tanto no hay inquietud, no hay decepciones posibles solo hay camino por andar y si en algún momento busqué algo aunque fuera de manera inconsciente, ahora ya lo encontré.

¿Y tú buscas tu serenidad interior? Me encantará que dejes tus comentarios.

Creo que nada mejor para terminar este artículo que esta frase del filósofo Rumi

 

te busque por todas partes, en todas la religiones y al final te encontré dentro de mi- Rumi

Padahastasana al aire libre

Para qué practicar Yoga

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Asanas o posturas, Beneficios del Yoga, Blog, Centro Social Coia, Experiencias y anécdotas, Hablando de salud

¿Para qué practicar Yoga? 

Seguro que habrás escuchado infinidad de veces esta pregunta y dependerá de lo que tú necesites en cada momento así que lo mejor que puedo hacer es explicarte por qué empecé yo a practicar yoga.

Esta fue mi historia:

A principios del año 2000 (Ya llovió y bastante) yo trabajaba 10 horas diarias con unos niveles de estrés tremendos que en su momento no supe calibrar.

Así que mi cuerpo lo hizo por mi impidiendo que moviese el cuello y el brazo derecho de la cantidad de contracturas crónicas que había desarrollado y éstas me llevaron a estar 3 meses de baja médica con rehabilitación de fisioterapia.

Cuando finalicé la rehabilitación el médico que me atendía me dijo muy en serio lo siguiente:

“Ya estás buscando una actividad que te permita movilizar tu espalda y reducir el estrés porque de no ser así en un par de años no moverás el cuello para nada”

Esto encendió la voz de alarma en mi cabeza, así que empecé a preguntar y me dijeron que el yoga me vendría bien.

En aquel entonces mi concepto del yoga era bastante rocambolesco por desconocimiento así que le pregunté a uno de mis clientes de confianza que en alguna ocasión me había dicho que practicaba yoga donde lo hacía para ir a un lugar donde me enseñaran adecuadamente.

Cuando empecé a practicar yoga tenía 36 años, mi respiración era de supervivencia, mi musculatura estaba atrofiada y mi movilidad tan reducida que parecía que tenía 20 años más de los que en realidad cumplía por mi nacimiento.

Ahora siempre le cuento a mis alumnos que aprender a movilizar el diafragma para respirar abdominalmente me llevó 3 meses de práctica diaria y se quedan sorprendidos.

Desde aquel entonces y poco a poco con cada día de práctica iba aprendiendo a conectarme con el cuerpo, con la respiración y con las sensaciones de relajación.

Cada vez me sentía más y más cómoda.

Upavisthakonasana
Upavisthakonasana

Cada clase era una nueva oportunidad de seguir conociéndome a nivel físico y mental y a pesar de que en muchas ocasiones cuando salía de trabajar lo que menos me apetecía era ir a clases; por muy cabreada que estuviese, cuando salía la sensación a nivel mental era que los problemas se habían esfumado, solo estaba mi cuerpo cansado pero relajado al igual que mi mente.

Desde entonces descubrí y sigo descubriendo cada día porqué practico yoga y por qué lo enseño.

¿Y tú, por qué practicas o quieres practicar yoga? Te lo has preguntado.

Te invito a participar en una de mis clases de yoga gratis y después decides si te apetece continuar.

¿Te apuntas?

Centro Social de Coia – C/ Cangas nº 1B- 36209 – Vigo.

Para participar en una clase gratis por favor rellena el siguiente formulario y concretamos horario y día.

Empieza bien el año. Prueba una clase gratis de Yoga.

Practicar yoga el propósito de un nuevo año con una clase gratis

Publicado el Publicada en Blog, Centro Social Coia, Experiencias y anécdotas, Noticias de Yoga, Yoga

A principios de año siempre nos planteamos propósitos y el practicar yoga es uno de ellos, así que nada mejor que poder probar una clase gratis para decidirte.

Porque es importante conocer a la profesora de yoga en una clase para decidirte te preguntarás? La respuesta es sencilla y yo te ofrezco mi punto de vista que es el siguiente:

Existen muchos estilos de yoga y ninguno es mejor que otro; pero sí es verdad que unos pueden ser más afines que otros para nuestro momento o por nuestra personalidad y parte fundamental es sentirte a gusto con la energía que la profesora genera durante la clase.

Esto no significa que sea más o menos profesional sino que la conexión que se establece con quien imparte la clase por su forma de hacerlo o por su energía personal pueden hacer que nos resulta más afín con unos profesionales que con otros y esto es lo importante dando por sentado de que se trata de un buen profesional.

Y para que si te has propuesto iniciarte en la práctica, retomarla después de algún tiempo o cambiar de estilo o centro para tu práctica me permito invitarte a que conozcas como es mi trabajo y el grupo con el que comparto mis conocimientos y mi energía.

Así que no lo dudes, esta es una invitación formal si tu propósito para este inicio de año es practicar yoga.

Empieza bien el año. Prueba una clase gratis de Yoga.
Empieza bien el año. Prueba una clase gratis de Yoga.

Los horarios de clase  son:

Martes y Jueves 

Mañanas de 9 a 10.30 hrs

Tardes de 19.15 a 20.45 hrs.

Lugar: Centro Social de Coia -c/Cangas nº 1- 36209 – Vigo

¿Qué necesitas traer?

Ropa cómoda que no te apriete y te permita el libre movimiento y una mente abierta para disfrutar de la experiencia, la esterilla si la tienes también, sino puedes utilizar las esterillas que tenemos en el centro.

Solo tienes que avisarme el día que quieres asistir a una clase y el horario que eliges para hacerlo a través del siguiente formulario y después de la clase decides si quieres continuar o no.

Definición del yoga de Yehuedi Menuhin

El yoga no tiene religión

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Blog, Estilos de Yoga, Experiencias y anécdotas

Contrariamente a lo que a veces se dice (sin duda por desconocimiento) para practicar yoga no tienes que profesar en ninguna religión específica, de hecho es practicado en todo el mundo por católicos, protestantes, judíos, ateos, agnósticos, budistas, etc.

En palabras de Yehudi Menuhin, director de orquesta judío que aprendió a practicar yoga con B.K.S.Iyegar

“La práctica del yoga despierta un sentido fundamental de la medida y la proporción. Reducidos como estamos a nuestro propio cuerpo- nuestro primer instrumento- aprendemos a ejercitarlo sacando de el la máxima resonancia y armonía.”

Definición del yoga de Yehuedi Menuhin
Definición del yoga de Yehuedi Menuhin

De hecho hoy estaba escuchando una entrevista con Steve McCurry , fotógrafo famosísimo entre otras obras por la “La muchacha Afgana” que lleva haciendo fotografías por todo el mundo, y sobre todo en India, Pakistán, Afganistán y otros, y el periodista le preguntó:

¿Que pudo aprender Ud. como persona en todos estos años, recorriendo tantos países y confesiones?

Y su respuesta fue:

“Aprendí que a pesar de las confesiones religiosas o de las culturas de los pueblos, las personas tenemos más en común que aquello que nos diferencia”.

El yoga te permite ser consciente de tu yo interior a través de las asanas y de la meditación, y todo el que tenga confesiones religiosas sean cuales sean, podrá pensar que ese yo interior en calma y consciente se puede acercar mejor a Dios, pero los que no tengan una fe religiosa también pueden disfrutar conociendo ese ser íntimo que se puede descubrir a través de la meditación.

En la actualidad personas en todo el mundo y con distintas creencias religiosas practican yoga, porque seamos de la religión que seamos; todos necesitamos encontrarnos a nosotros mismos y eso, sin duda ninguna puedes encontrarlo a través del yoga.

zonas que se activan con el comportamiento

Ansiedad y Depresión, como puede ayudarte el Yoga

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Beneficios del Yoga, Blog, Estrés, Experiencias y anécdotas, Relajación, Respiración

Como continuación del primer artículo sobre ansiedad y depresión, te contaré otra experiencia que tuve con otro alumno, en éste caso es hombre, y lo señalo porque curiosamente la mayoría de practicantes de yoga son mujeres, y no entraré ahora a analizar esta estadística.

Pues bien, Juan por darle un nombre, que no es real para respetar su identidad e intimidad, cuando empezó el primer día en la clase de principiantes de Yoga, me comentó que tenía problemas de ansiedad y que era incapaz de estar quieto, ya que ésto le producía aún mayor agobio e incrementaba los síntomas.

Así que cuando hicimos la relajación que generalmente se realiza acostado sobre la esterilla, sabía que para él esto sería muy incómodo, y le propuse que en lugar de tumbarse, se sentara con la espalda apoyada en la pared, y que con total libertad si lo necesitaba, que se moviese intentando hacerlo de manera suave.

En lugar de cerrar los ojos, que sería otro inconveniente para él, le comenté que los mantuviera abiertos si lo deseaba, en definitiva que con toda libertad mantuviera una postura cómoda, muy cómoda física y mentalmente para él en aquel momento….

Así que poco a poco le fui proponiendo algunas alternativas para que su práctica no se convirtiera en un motivo más de estrés y ansiedad añadida.

El durante todo el proceso que estuvo en mi clase, creo recordar que fueron 3 meses tuvo la valentía y tesón para seguir viniendo constantemente y aguantar seguramente toda la infinidad de auto sabotajes que su mente le ponía por medio.

Pues bien, al cabo de ese tiempo pasó a una clase más general donde la atención al alumno ya no es tan cercana porque conocen los principios básicos de las asanas y su práctica, y entonce al finalizar la misma se acercó a mí y me comentó que ya había conseguido dejar su medicación bajo la prescripción de su médico, y que éste le había dado el alta.

No existe bajo mi punto de vista una satisfacción mayor para ningún profesor de yoga que ver la evolución de sus alumnos, y en particular el caso de Juan me quedará grabado para siempre por su compromiso y entereza en la práctica y su trabajo en su propia curación.

Espero que esta experiencia os anime a todos aquellos que podáis estar pasando por una experiencia semejante a permanecer en la práctica para conseguir así sus beneficios.