Creencias erróneas en la práctica de yoga

Las creencias erróneas sobre la práctica del yoga llevan a muchos principiantes y otros no tan principiantes a no disfrutar de los beneficios, así que intentaré aportar un poco de claridad sobre algunas de ellas.

  • Creer que cuanto más me esfuerzo mejor:

Esto es muy frecuente en la práctica y también muy perjudicial a la vez, practicar yoga no es lo mismo que ir al gimnasio, no se trata de cantidad, sino de calidad, constancia y conciencia de lo que se hace.

  • No soy flexible y el yoga no es para mi:

La flexibilidad no es la base del la práctica, cada uno trabaja con lo mejor que tiene “Su cuerpo”, y la flexibilidad se irá ganando poco a poco pero en la medida individual de cada practicante y sus posibilidades.

Es yoga, aunque algunas veces se confunda con contorsionismo.

Foto de Robert Sturman sobre yoga

  • En yoga no se fortalecen los músculos:

Craso error, claro que se fortalecen, lo que no significa que esta fortaleza suponga un aumento de la masa muscular.

El que se trabaje la flexibilidad no excluye que se trabaje la fortaleza y el tono muscular, aunque aquellos que no lo practican no sean capaces de entenderlo.

  • Bloquear la respiración con el esfuerzo:

La respiración fluida durante la práctica será la que nos indique que no estamos forzando, y aunque parezca imposible en cantidad de ocasiones los practicantes olvidan que esta es la principal señal de que la práctica no está siendo adecuada.

  • No tengo edad para practicar yoga:

La edad es un concepto que nada tiene que ver con la práctica de yoga, lo que debemos pensar es el estado físico de la persona y realizar la práctica adecuada a sus posibilidades.

  • En yoga no se lesiona nadie:

Otro grave error es pensar que no te puedes lesionar practicando yoga. Pues claro que sí, si fuerzas y quieres realizar una práctica para la cual tu cuerpo en ese momento no está preparado o tu musculatura está sobrecargada y no eres capaz de ser consciente de ello.

Este error además he de señalar que suele ser más frecuente en practicantes “avanzados” que en principiantes.

  • Soy muy nervioso y el yoga es muy estático:

Hay infinidad de estilos de yoga diferentes, desde los más estáticos a los muy dinámicos. Por lo tanto mientras no pruebes y elijas el estilo que mejor se adecua a tus necesidades, no hagas caso de lo que puedas oir.

Las sensaciones en la práctica de yoga son absolutamente subjetivas. Eres tú quien debes sacar las tuyas propias durante la práctica.

  • Los resultados se notan rápidamente:

Lo siento, rápidamente hay pocas cosas que den resultados y desde luego el yoga no es una de ellas, pero sí que da resultados la constancia y disciplina durante la práctica y esos resultados van más allá de la clase de yoga. Te facilitan la gestión física y emocional para tu vida diaria.

Así que si tenías algunas de estas creencias erróneas, espero haber facilitado un poco de claridad sobre ellas.