Requisitos legales para ser Instructor de Yoga

Requisitos legales para obtener el título de Instructor de Yoga.

A la vista de una publicación que acabo de leer, y de muchas formaciones que se publican en los medios, me gustaría aclarar algunos detalles sobre la profesionalidad de los Instructores de Yoga,  que no monitores y también dar información a los alumnos que asisten a una clase de yoga y es la siguiente:

Desde el año 2012 el título de Instructor de Yoga tiene asignado un Nivel 3 y está regulado por un Certificado de Profesionalidad

AFD616_3 Instrucción en Yoga (RD 1034/2011, de 15 de julio) Publicado en Boe, del Miércoles 5 de septiembre de 2012.

Para obtener dicha titulación es imprescindible contar con los estudios previos de Bachiller realizar 550 horas de formación, de las cuales 430 son horas lectivas y 120 de prácticas profesionales no laborales.

Dicho ésto no se puede dar un título de Instructor de yoga con un número menor de horas de formación, y si así se hiciera no es una formación adecuada ni reconocida por ningún organismo oficial de educación a desde el año 2012 ni en España ni en Europa.
En el siguiente link podéis leer la noticia: 
Se dice en ella que se les ha impartido formación
Los alumnos inscritos recibieron la formación necesaria en 32 horas para acreditar su título en la materia.

No existe el título de “Monitor de Yoga”.

 

Por favor que nadie engañe a los estudiantes diciéndoles que tienen un título de Instructores de Yoga.
Y lo que me parece más grave aún, a los posibles alumnos de yoga. porque con esas horas de formación es bastante peligroso ponerse en manos de una persona que no está lo suficientemente formada como para cumplir con las competencias de dicha titulación que son el RD las siguientes:

COMPETENCIA GENERAL: Programar, dirigir y dinamizar actividades de instrucción en yoga conforme a las directrices establecidas en la programación de referencia, con las técnicas y posturas específicas, dirigidas a todo tipo de practicantes y adaptándolas a sus necesidades, para el cuidado y mejora corporal, aumentar la percepción del bienestar y favorecer la realización personal, en condiciones de seguridad y con el nivel de calidad del servicio que permita conseguir la satisfacción de los mismos.

 
Es ya tiempo de que aquellas personas que de verdad se quieran dedicar a esta maravillosa profesión lo hagan como profesionales serios y suficientemente preparados.
 
Con ésto no estoy diciendo que después de las 550 horas sean unos buenos profesionales, o que yo comparta los criterios de dicho Certificado de Profesionalidad (Que bajo mi punto de vista tiene muchos puntos discutibles) sino que ése es el requisito mínimo para empezar a ejercer la profesión con humildad, seriedad y como un continuo aprendiz de yoga.
Es indignante que muchas supuestos profesores o centros de formación estén vendiendo formación para supuestamente hacerse Instructor de Yoga con unos cuantos fines de semana y muchas menos horas de las que el Certificado de Profesionalidad requiere y que engañen de ese modo a aquellos estudiantes que por desconocimiento empiezan dichas formaciones.
 instructores de yoga requisitos legales
Ni que decir tiene cuando se habla y se vende alegremente la titulación de “Instructor o Profesor de Yoga para niños” donde ni siquiera se pone el requisito de que los participantes sean previamente Instructores titulados de Yoga; como si impartir yoga a los niños fuese un asunto de menor entidad y para lo cual no se requiere una formación previa de conocimientos del yoga.
Es aún más serio impartir yoga a los niños porque su cuerpo y su mente está en plena formación y una de las máximas de un profesional de yoga es: “No producir daño” ni físico ni emocional a sus alumnos.
Y los niños por las características de su cuerpo pueden realizar ejercicios que parecen inofensivos pero que pueden tener consecuencias serias a nivel físico y emocional.

No juguemos su fragilidad porque no se puedan defender…

El yoga para niños es una especialidad que requiere primero ser Instructor de Yoga, y después de tener bastantes seminarios y años de práctica y especialización, es cuando se puede  impartir yoga para niños.

 niña meditando

Así que si estás leyendo éste artículo te agradecería infinitamente su difusión para que nadie caiga en la trampa y después se encuentre con que le han engañado.

 

Quedo a disposición de cualquier que quiera comentar sobre el tema o aclarar cualquier opinión al respecto.