fbpx
El silencio interior supera todos los sonidos

El silencio interior supera todos los sonidos

Cuando se dice, intenta escuchar tu silencio interior no siempre se consigue meditando, pero cuando ocurre es una experiencia trascendente.

Sabes, es curioso, estamos tan acostumbrados a ser bombardeados de estímulos externos que parece una contradicción lo que en yoga se dice, “Intenta escuchar tu silencio interior”,  esto es tan importante.

¿Cómo se logra te preguntarás?

Al principio no es fácil, tienes que trabajar de manera constante, tanto en la práctica de asanas, pranayama(respiración), relajación como de la meditación.

Te prometo que “El silencio” es lo más grande que te puede pasar, llegar a observar tu mente y sentir que solo hay silencio.

 

Un silencio que supera cualquier sonido, es algo tan profundo que puede llegar a ser espiritual, aunque no seas creyente, es tu silencio lo más íntimo y profundo que puedes llegar a escuchar en tu vida.

Y no siempre puedes llegar a este estado de silencio, de hecho te digo que yo alguna vez lo experimenté, y es una sensación tan placentera, que seguramente con palabras no sería capaz de explicártelo.

Como te digo es una sensación donde no existe el tiempo ni exite el futuro, solo estás presente, contigo misma y sientes que todo está en bien y en orden y cuando acaba ese instante, es como despertar de nuevo al mundo.

Es decir por bastante tiempo,  te acompaña una paz interior que te permite afrontar el día a día renovada de energía y bienestar.

¿Cómo conseguirlo?

Se consigue con la meditación, aunque es importante que no generes expectativas porque en dicho caso lo único que conseguirás es tener mucho ruido en tu cabeza.

Sólo a través de la práctica con constancia y desprendiéndote del deseo de conseguir resultados será como conectes en algunos momentos con ese silencio mental.

Como decía un maestro de meditación el Dr. Fraile 

Si consigues escuchar ese silencio en alguna ocasión en tu meditación, la sensación que te deja es tan profunda que puedes meditar el resto de tu vida con la esperanza de que dicha paz vuelva a surgir en algún momento.

Así que ¡Ánimo! se paciente y si en algún momento lo escuchas no dejes de compartir tu experiencia.

Si te gusta este artículo, disfrútalo y compártelo.

Namasté.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir el chat
A %d blogueros les gusta esto: