¿Qué buscas en el yoga?

¿Qué buscas en el yoga?

¿Qué buscas en el yoga?

Es una pregunta importante que tienes que hacerte cuando comienzas o vuelves después de un tiempo a la práctica de yoga.

Y lo digo porque en función de lo que busques puede que no te interese el yoga y necesites otra actividad física.

Si lo que quieres es un acercamiento serio hacia la práctica, no como ejercicio físico sin más, la práctica de 1 día a la semana no te va a ayudar a tomar conciencia del cuerpo ni te va a facilitar el aprendizaje.

Cuando vuelves después de 6 días, ni tu cuerpo ni tu mente recuerdan las sensaciones y los aprendizajes previos.

Y más que cuidándote estarás castigándote,  con el inicio permanente.

Vivimos en un mundo tan acelerado que nos hacemos la ilusión mental de que todo lo podemos y debemos conseguir con rapidez.

Y este pensamiento lo trasladamos también al yoga, y para aprender y practicar yoga es imprescindible:

“Bajar el ritmo”

Focalizar la atención al instante presente en el que estás en contacto con las sensaciones corporales, con tu respiración y también con el trabajo muscular.

Necesitas estar presente y consciente en lo que estás haciendo.

Hace poco escuché en un famoso maestro de meditación la siguiente frase (que él decía a los participantes que querían empezar un curso de reducción de estrés)  y la traslado aquí porque contiene según mi valoración una gran verdad  también para la práctica de yoga y es la siguiente:

“Quiérete y cuídate”

“Se egoísta y durante 8 semanas dedica tiempo a tu salud física y mental” 

De lo contrario seguirás igual que hasta ahora y nada cambiará.

Lo mismo sucede con la práctica de yoga, si lo que buscas es calmar tu mente y bajarte de la vorágine de ritmo en el que estás sumergida/do, es necesario que te des tiempo para practicar al menos 2 veces por semana.

La práctica de yoga abarca tantos aspectos que es mucho más amplio de lo que normalmente los no practicantes piensan.

Así que ahora quizás sea tu momento. En verano solemos tener un ritmo más distendido y lento, aprovéchalo para empezar o retomar tu práctica.

Además en verano el cuerpo está mucho más ligero y elástico por lo que disfrutar de la práctica te resultará mucho mas fácil, y avanzar si ya estabas practicando también.

Practicar yoga es darte permiso para conectar con tu cuerpo y unificarlo con la atención mental en un espacio distinto al del resto del día.parivrita parsvakonasana

¡Cuídate y quiérete, practicando yoga.!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: