fbpx

Variantes de Pachimotanasana

Dependiendo de tus condiciones físicas habrá ocasiones en las que debas hacer algunas variantes a paschimotanasana.

Por ejemplo, si tienes acortada la musculatura de la parte posterior de tus piernas, o si padeces molestias en la zona lumbar, es conveniente que flexiones ligeramente tus piernas, pero manteniendo los dedos de los pies hacia tu cara.

A continuación deberás seguir con tu columna extendida y alargada, haciendo una buena anteversión de la pelvis y de este modo serás capaz de alargar tu abdomen en lugar de hundirlo, para que poco a poco y con la práctica continuada, toda tu musculatura se vaya alargando y flexibilizando.

En cualquier caso debes recordar siempre, que al mantener la postura debes hacerlo de una manera cómoda, sin tensión y sin forzar, ya que de este modo evitarás lesiones.

 

3 comentarios

  1. Jesus

    Gracias por confirmar en los hechos lo que la teoria
    afirma: Una humanidad con salud evoluciona.

    Su noble trabajo en Yoga a traves de este medio nos provee de las herramientas para nuestra superacion.
    FELICITACIONES!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir el chat
A %d blogueros les gusta esto: