Yoga y embarazo

Yoga y embarazo

Ahora mismo tengo en mis clases un grupo de 4 embarazadas, y sé por lo que me ha contando alguna de ellas que no siempre la práctica de yoga durante el embarazo se hace de modo adecuado al especial estado corporal de la madre.

En primer lugar me gustaría dar algunas pautas para aquellas embarazadas que estén practicando yoga o piensen en hacerlo.

  • Una mujer embarazada debe de esperar hasta haber cumplido el 3º mes de embarazo para empezar a realizar la práctica de yoga o retomar la misma.
  • La práctica debe realizarse de modo suave y en ningún momento la madre debe sentir su respiración agitada.
  • Por supuesto deberá evitar cualquier asana que sea acostada boca abajo y oprimiendo el abdomen en el suelo.
  • También durante la práctica deberá tener un especial cuidado con su zona lumbar, ya que durante el embarazo sufre una mayor carga por lo que durante la práctica deberá protegerla de manera especial.
  • Tampoco deberá practicar aquellas asanas que compriman el abdomen, sobre todo en las flexiones hacia delante, variando en dicho caso la separación de las piernas para evitar dicha compresión.
  • Le favorecerá aquellas posturas o asanas que le ayuden a la apertura de la pelvis y a la extensión de la columna como son el puente (dhanurasana) entre otras.
Dhanurasana embarazadas
Dhanurasana de embarazada
  • Cuando la futura madre practica pranayama (respiración consciente) debe evitar la retención de la misma de manera voluntaria. Por ejemplo si practica anuloma viloma, nunca debe hacerlo con retención de la respiración.
  • La mujer embarazada además de realizar una práctica más moderada que el resto de las alumnas, deberá realizarlas de un modo más consciente si cabe aún que las demás mujeres ya que los cambios fisiológicos que ese producen en su cuerpo le llevará a infinidad de descubrimientos y nuevas sensaciones que no tendrá en otras etapas de su vida.
  • Tampoco es indicado que practique algún estilo de yoga, o al menos del modo que lo realizaba antes del embarazo como por ejemplo Ashtanga yoga, ya que este estilo se caracteriza por los saltos que se realizan durante la práctica y están totalmente contraindicados durante el embarazo.

Por lo demás es tanto o más recomendable la práctica de yoga durante todo el embarazo porque favorece no solo la salud de la madre y del desarrollo del feto, sino que además ayudará a una recuperación post parto mejor y más rápida.

Así que solo me queda recomendárselo a todas aquellas que pudieran tener dudas sobre la práctica de yoga o si desean comenzar con esta práctica justo durante el embarazo.


Variantes de torsiones para embarazadas

En un comentario de una lectora del blog, me decía que tenía problemas de dolor al practicar las torsiones y que si era conveniente no realizarlas.

Pues bien, como le dije en la respuesta a su pregunta, el yoga es conveniente para todos siempre y cuando se adapte la práctica a las circunstancias del practicante.

Así una de la adaptaciones más frecuentes son las que se deben realizar cuando la practicante está embarazada y por eso me gustaría mostraros unas imágenes de unas torsiones que puede practicar cualquiera pero que son muy recomendables que las realicen las mujeres que están embarazadas, ya que en esa circunstancia no se debe oprimir el abdomen en ninguna asana.

Torsión_variante_suelo
Torsión en suelo
Esta torsión que veis en la imagen, es una variante que se puede practicar con mayor o menor flexión de las rodillas hacia el abdomen.

Cuando hay problemas de aparato digestivo, o cuando la mujer está embarazada, solo debe acercar menos las piernas hacia el abdomen y la torsión de la espalda será igualmente efectiva.

Torsión para embarazadas
Variante de torsión para embarazadas

Esta otra torsión también esta indicada para embarazadas.

Comentar la la función de la torsión no es oprimir el abdomen sino el torsionar la columna vertebral desde el coxis hasta la nuca, y como podéis ver en la imagen esto se realiza completamente con estas variantes.

Postura del niño Krisna

Dentro de las asanas o posturas de relajación hay muchas variantes, pero te explicaré una que además de ser una gozada, los alumnos le tienen un cariño especial, no se si es porque se practica con poca frecuencia y eso es lo que la hace más especial todavía.

Postura del niño Krisna

Esta es una postura estupenda de relajación, que además es muy indicada también para las embarazadas.

Te tumbas boca abajo, flexionas tu pierna derecha dejando que la rodilla se apoye lateralmente y a la altura de la cadera aproximadamente, dejando la izquierda extendida, el brazo derecho también flexionado y el izquierdo o bien debajo de la mejilla como en la imagen o extendido al lado del tronco apoyado en el suelo y con la palma de la mano hacia el techo.

Todo el tronco queda ligeramente elevado lateralmente y apoyado más sobre el lado izquierdo que sobre el derecho, tu mejilla izquierda se apoya sobre el suelo.

Si nunca la haz realizado pruébala, y comprueba por ti misma lo cómoda que es.

Consejo para embarazadas (II)

No comiences a practicar yoga por tu cuenta si no lo has hecho antes, debes empezar la práctica con la guía de un profesor, ya que él será quien te guíe con las modificaciones necesarias adaptadas a tu estado.

El aprendizaje de una respiración adecuada y de la relajación serán enormemente positivas para tí y para tu bebé.

Y a que me refiero con lo de una respiración adecuada?

Pues que por ejemplo no deberás practicar la respiración alterna con retención, es decir puedes practicarla pero sin hacer retención entre una fosa nasal y otra.

Es muy conveniente que practiques una respiración abdominal , que facilitará que tu oxigenación mejore y por lo tanto también la de tu bebé.

También es muy importante que aprendas a relajarte, porque esa relajación también será transmitida a tu bebe, y la relajación también te facilitará a la hora del parto a vivirlo con menor tensión tanto emocional como a nivel muscular.

Así que una vez que hayan pasado los 3 meses de gestación, busca un profesor y sin miedo pero con prudencia puedes empezar a practicar yoga si así lo desas.

Consejo para embarazadas

Cuando estás embarazada te preguntarás ¿Puedo practicar Yoga?

Pues sí puedes pero debes tener en cuenta antes algunas cuestiones que son fundamentales para tu salud y la de tu bebé.

El yoga te facilitará el parto, ya que aprenderás a respirar adecuadamente, además te permitirá tener una comunicación especial con tu cuerpo que está cambiando y con tu bebé, pero a partir de cuando puedes practicar yoga cuando sabes que estás embarazada?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir el chat
A %d blogueros les gusta esto: